viernes, 17 de noviembre de 2017

Otro tercio aquí


Pues si, otro tercio aquí de una nueva temporada (2017/2018) que ha pasado como las cuatro anteriores, por eso el uso del artículo otro. Estas primeras catorce jornadas ha tenido como inquilino en el banquillo a Luis Miguel Ramis que continuaba con el aval de haber conseguido la salvación. Ante la experiencia de varios años, es considerable admitir como condición imprescindible de planificación en este club es la de ser agradecido (sic) para seguir un año mas.

El hecho de repetir entrenador no necesariamente implica mantener una misma plantilla, sabiendo sus resultados ligueros, es por ello que hubo una renovación bastante importante del plantel. Un pequeño repaso a todos ellos sería: tres fichajes veteranos (Tino Costa, Verza y Nauzet Alemán), dos porteros (René Román y el inédito Fernando Martínez), dos delanteros (el esperado Caballero y el cedido Juan Muñoz), dos centrocampistas (Mandi y Rubén Alcaraz) fichados antes de los veteranos citados, dos defensas (Owona y la apuesta del coach, Fran Rodríguez) y un extremo cedido (Pervis), además de los canteranos (Hicham, Gaspar o Corredera). Todos han cumplido con el refrán de "arrancada de caballo y parada de burro" en el sentido que se han diluido como un azucarillo con el paso del tiempo.

De los que continúan, solo es salvable Joaquín porque tanto Morcillo con sus expulsiones, Pozo con su afán de tener el balón media hora, Fidel que está perdido o los inéditos Álamo, Trujillo o Motta apenas han aportado algo diferencial para solventar este estropicio.

A pesar de la situación actual en la que se encuentra el equipo, hay dos mitades diferenciadas claramente, las primeras siete jornadas y las siete últimas. Veamos un poco de números de ambas mitades hasta ahora.

· Jornada 1 a 7:
Puestos de playoff, 5º en la clasificación, con 11 puntos (importante, cinco puntos sobre la permanencia), con 8 goles a favor y 5 en contra. El equipo despliega un juego bastante reconocible, no para tirar cohetes pero sí para mantener partidos igualados que se decantan por detalles tanto hacia el rival como hacia los nuestros. En una Liga tan homogénea, el camino andado parecía el correcto.

Hasta que llegamos a la jornada 8, el partido contra el Huesca fue la clave de todo. Nos enfrentamos a un equipo con un planteamiento táctico sobre el campo que nos maniató por todos lados. Fue lo que comúnmente se llama un baño por eso no es de extrañar el marcador de 0-3 fuera claro, conciso y rotundo. Desde entonces el Almería ha ido en barrena. Analicemos esa segunda mitad.

· Jornada 8 a 14:
Puestos de descenso, 20º en la tabla, con 12 puntos (a tres puntos de la salvación), con 9 goles a favor y 17 en contra.

Es decir, en las últimas siete jornadas la UD. Almería solo ha conseguido un punto, metido un gol y encajado doce goles. Algo inusual después de ver el comienzo de la liga. En estos encuentros el equipo parecía un cuerpo sin alma, en cuanto se torcía un poco alguna circunstancia del partido, ya era todo como un Alpe D´Huez con sus porcentajes imposibles de subir y muchas curvas. Se le suma la sequía goleadora, acompañada por la escasez de tiros a puerta. El rival, sin hacer nada, cuando huele sangre ya sabe que hay un animal medio muerto al que aferrarse para sacarle todas las entrañas sin tener resistencia alguna del moribundo.

Con estos guarismos, la cuerda se rompe siempre por el lado del entrenador, así pues Ramis fue cesado y será sustituido, tras el paso interino de Fran Fernández, por un viejo conocido de la casa como es Lucas Alcaraz en su tercera época. Solo queda esperar que arregle la situación porque esto lo veo mas negro que en años anteriores porque tentar tantas veces a la suerte no siempre sale bien

Una pequeña reflexión, si tras cinco temporadas, incluida la actual, la situación del club se repite como el ajo en la que se busca un entrenador "barato" que salve la temporada, se le da la siguiente, se mantienen jugadores con nivel bajo o se traen opciones B, C, D, etc. o cuando no acompañan los resultados se cesa al míster, viene uno nuevo y se salva todo a última hora (véase cronológicamente la primera de Francisco, el descenso siguiente, el "empate" frente al Córdoba o el "partido" contra el Reus) quizás habría que mirar hacia un lado específico en el organigrama del club para encontrar los porqués de estas situaciones repetitivas.

viernes, 30 de junio de 2017

Por fin se terminó, otra vez


Cuando llegamos al último día oficial de la temporada 2016-2017 viene mi resumen habitual, pero esta vez de la segunda parte de la temporada a partir de la llegada de Ramis al equipo. Para la época anterior ya está la entrada que precede a ésta.

Se partía desde la posición 22º con 25 puntos en la jornada 27 y hemos acabado el año en la posición 15º con 51 puntos. Se podría pensar, con el paso de los años y quien se fije solo en los números, que en esa posición todo ha ido de maravilla. Nada mas lejos de la realidad, si veníamos de salvarnos hace un año por los pelos, en la 16/17 hemos repetido la historia.

De los entrenadores, como ya puse, quizás el cambio de Soriano vino tarde puesto que Ramis fue a lo fácil que es poner a los "mejores" hacerles jugar de forma sencilla y actuar con experiencia. Ello le valió para sacar 22/39 puntos. El bagaje no es espectacular pero si tenemos en cuenta que se ganaron mas de la mitad de los partidos (7/13) pues el balance es positivo. También es cierto que hubo varios partidos que entre la desidia de los jugadores y los ataques de entrenador conseguimos ver de nuevo algunos ridículos que parecían olvidados.

Comentando un poco sobre los jugadores, el once tipo o los mas destacados fueron Quique (mantuvo sus números goleadores), Fidel (segundo tramo al nivel esperado), Puertas (su temporada se puede dividir en una de cal y otra de arena), Pozo (de los pocos con alguna idea), la defensa formada por Nano - Ximo - Motta - Morcillo (dando una estabilidad y tranquilidad a la hora de defender), Joaquín (ha explotado tanto como medio defensivo como central), Borja (aportando la serenidad y experiencia necesaria para montar una estructura sólida) y termino con Casto (en algunas salvador, en otras no podía hacer mas pero contribuyó a mantener la categoría).

Del resto de la plantilla o no han aparecido (Yoda, Álamo, Sereno, los canteranos exceptuando a Gaspar), o mas vale que no hubieran jugado porque eran mas enemigos que el rival (Juanjo, Vélez, Trujillo, Diamanka, Corona), o los que en invierno ya salieron (Quintanilla, Iago Díaz, josé Angel, Dubarbier, Iván Sánchez o Chuli). Claro que en cierto modo era previsible ya que la base del año anterior se había mantenido.

Respecto a la institución en sí, al menos no nos embaucaron con un posible ascenso sino que se habló de mantenernos. Ahí si que acertaron. En el "debe" habría que hablar de la apariencia de dejadez que ha mostrado el Presidente en algunos momentos o el mantenimiento de un entrenador que no daba con la tecla semana tras semana. 

En cuanto a la afición, no es para quejarse si tenemos en cuenta que somos unos 8.000 fieles cada 15 días en el Estadio Mediterráneo. Algunos hechos puntuales con la Grada Joven, las protestas por la marcha del equipo, algunos jugadores señalados por la propia afición es lo mas destacable que ha ocurrido en la grada. pero insisto, el número no baja a pesar del ciclo negativo que lleva el club en los últimos años.

Mirando los números, la segunda vuelta ha sido casi de playoff ayudado todo eso por la cantidad de puntos conseguidos en casa lastrados, eso si, por los encuentros como visitante donde hemos sido el peor equipo de toda la Segunda División. Apuntar también que ha sido el equipo con menos empates y uno de los que tienen mas derrotas de todos los contendientes, es por ello que no nos salvamos hasta la jornada 42. Al menos esta vez el golaverage no ha sido tan escandalosamente en contra (-5).

Para concluir, con Corona a los mandos deportivos, va a ser difícil vaticinar que ocurrirá en 2018 porque siendo pesimista, repetiremos la misma historia, o siendo optimista, solo nos queda mejorar. En mi opinión, montar una plantilla competente, tener los pies en el suelo, formar unas alineaciones coherentes, como local ser un fortín pero no desperdiciar los partidos foráneos. Puede sonar a perogrullada pero es que estos años anteriores apenas se ha cumplido con lo básico.

domingo, 5 de marzo de 2017

Acabó una etapa


La semana pasada terminó la etapa de Fernando Soriano como entrenador de la UD. Almería. Cogió al equipo como recompensa por haberlo salvado, y en la entrada anterior casi que lo alababa porque al menos en casa no perdía.

No escribía desde finales de noviembre en el blog, pero desde esas fechas hasta la destitución, alargada en el tiempo innecesariamente, solo ocurrieron hechos negativos. Como no saber que planteamiento enfrentar en los partidos, la poca implicación o concentración del conjunto al inicio de los encuentros, la inclusión en el once inicial de jugadores sin actitud, la poca reacción desde el banquillo, etc. Por no hablar de la nula capacidad como visitante que sumado a la también poca capacidad como local, hacía lógica la situación en la tabla.

Desde la anterior entrada, allá por noviembre, solo hubo tres resultados positivos repartidos en dos victorias y un empate de 12 jugados. Pero vayamos a los números totales de Fernando Soriano en esta temporada. Si bien, añado el inciso de la temporada pasada.

En la 2015-2016: 4 partidos jugados repartidos así, 2 ganados y 2 perdidos con 6 goles a favor y 3 en contra. Cogió al equipo en la 19º posición para dejarlo en la salvadora 18º plaza.

Ya en la sesión actual 2016-2017, tenemos los siguientes datos:
- 28 partidos jugados (uno de ellos fue de Copa del Rey contra el Rayo Vallecano) de los cuales obtuvo mas derrotas que sumando los empates o las victorias. Numéricamente, 6 partidos ganados, 7 empatados y 15 derrotas, algo inaceptable para un equipo aspirante a algo.
- En el tema goles, el lastre de perder el 55% de los encuentros lleva consigo a una diferencia de goles negativa casi sin calcularlo. Los fríos números son: 26 goles a favor y 34 en contra. A pesar de no contar con varios delanteros, el nivel goleador estuvo en la media de los últimos años y los encajados bajaron el promedio.
- Dejó al equipo en el último lugar (22º) con 25 puntos. menos de un punto por jornada haciendo el peor puntaje de la UD. Almería en sus 9 temporadas en 2ª. Este desastre implica que el siguiente ocupante del banquillo solo puede mejorar. Añadir que de las 27 jornadas de Liga disputadas, 19 de ellas en posición de descenso sin visos de salir del agujero y del abismo de la 2ªB.
- Quizás por ser un hombre del Presidente se le tuvo especial cariño, además de los fichajes, mas bien regresos, de algunos jugadores que han aportado poco o nada o que no subían el nivel de la plantilla. La ventaja de pasar del campo al banco no se ha visto sobre el Mediterráneo.

Así pues, la etapa de Soriano como míster del club rojiblanco ha pasado a la historia. Con el paso del tiempo seguro que recordaremos mas y mejor su periplo como futbolista importante del equipo. Con la salida del mañico, el Presidente también finiquitó a todo el staff técnico y ha fichado a Lozano, otro exjugador del Almería. Habrá que ver que resultados nos depara de aquí a junio. Para mas recochineo, el "culpable" de la despedida de Soriano fue Francisco y su UCAM Murcia.

Esta entrada la escribo justo cuando el Almería ha ganado en Lugo por 1-2 con Fran Fernández comandando las huestes indálicas. Parece que estará de refilón y volverá al filial, pero al menos ha puesto fin a una racha de casi un año sin ganar fuera.

sábado, 26 de noviembre de 2016

Comenzando de otra manera


Tras 17 partidos de esta temporada 2016/2017, aquí va un pequeño balance de lo que ha ido aconteciendo. El comienzo fue muy parecido al del año pasado tanto en juego, como en las victorias (mejor dicho victoria), empates que han sido unos cuantos y las derrotas contundentes sin apenas oponer resistencia sumadas a la escasez goleadora nos llevaba al hoyo mas temprano que tarde. La tranquilidad posterior no está llevando por la senda de poder ganar y que no nos ganen tan fácil.

Estaba claro que Soriano como entrenador estaba demostrando su inexperiencia, pero a tenor de lo que se hace en el club no extraña en demasía porque es lo que se acostumbra a hacer en los últimos años. También contaba con el empecinamiento de contar con jugadores que, si ya casi costaron el descenso hace unos meses, nos llevaban por el mismo sendero. La diferencia, y es algo raro en la directiva, es que se ha mantenido al entrenador pasando de la fatídica y tenebrosa séptima jornada. La confianza en el entrenador ha conseguido la estabilidad necesaria para que el proyecto no sea un continuo quebradero de cabeza.

Siguiendo un poco por esa línea, en otros datos mas sui generis como pueden ser los goles, también era un calco a la 2015-2016, tanto a favor como en contra. Conseguir un gol en el Almería es tarea harto difícil sumados a la sequía de algunos jugadores como Quique (enderazada en las últimas jornadas), Chuli (que ni está ni se le espera a este paso) y/o Juanjo (aportación testimonial, de momento) pues la situación es la que es.

Otro dato era la clasificación, seguimos dando tumbos entre salida y entrada de la zona de descenso. Todo ello es debido al conjunto de derrotas/empates que solo aportan un punto. Por lo menos, y ahí el hecho de significar el comienzo de otra manera, es que estamos siendo un fortín en casa con victorias holgadas y encajando pocos goles. Eso implica que se pueda sumar de tres en tres de una forma discontinua porque en los partidos como foráneos ni la olemos.

En otros aspectos, y no menos importantes, tenemos a los jugadores. Si bien la delantera debe aparecer un poco como he notado anteriormente, el resto del equipo ha mejorado de forma considerable, tampoco es para tirar cohetes ni difícil de superar. En defensa, la aportación de Nano está siendo destacada y no crea falsos debates de a quien poner en el lateral izquierdo, y no nos acordamos de Dubarbier que está pensando mas en salir que en jugar. En el resto de puestos, otra aparición estelar está siendo la de Joaquín Fernández tanto en defensa como en la media, ocasionalmente, que nos hace olvidar las nefastas actuaciones de Fran Vélez o Trujillo (creo que el club debería haber hecho un esfuerzo por Saveljich).

Siguiendo con aportaciones por parte de los futbolistas, también es destacable la de Antonio Puertas supliendo a los goleadores nominales del equipo. Fidel en cada partido está encontrando su sitio, nuevo a estrenar, mientras que Pozo poco a poco va manejando los partidos en la zona ofensiva. En la portería seguimos con la dupla del curso anterior, crucemos los dedos. La parte negativa es Diamanka, exceptuando el encuentro contra el Elche, cuando juega apenas se libra de tarjetas innecesarias y "tontas" que le están impidiendo jugar con regularidad.

Respecto al fútbol desplegado, los que vamos al campo y lo poco que podemos ver por televisión (gracias Tebas por crear la mejor Liga del mundo, hemos pasado de ver el 100% de 2º División a la mitad o menos de la Liga 1|2|3 responda otra vez) no hay equipos arrolladores a los que haya que temer pero si salimos con el miedo en lo alto pues poco se puede conseguir. Un ejemplo son las primeras 10 jornadas donde sacamos 8 puntos a raiz de 1 victoria y 5 empates. En cambio, llevamos en los últimos 5 partidos, 15 puntos, eso significa que hacemos la media inglesa de sacar "2 puntos" por jornada. Es un buen síntoma teniendo en cuenta la igualdad existente en Segunda División. Con poco que saquemos la cabeza se podrá estar ahí, o sufrir menos que el año pasado.

Para concluir, el camino que se está andando actualmente parece el bueno, sigamos dando pasos seguros y acertando con los planteamientos sin temor al rival.

sábado, 9 de julio de 2016

Por fin se terminó


Tras mas de un mes desde que acabara la Liga en Segunda, aquí viene un pequeño resumen de lo que ha dado de si antes de que comience otro año mas de la UD. Almería en Segunda División.

El objetivo inicial era el ascenso, después se rebajó a meterse en los playoffs y casi todo el año estuvimos se ha estado mirando los cuatro de abajo, si no eramos alguno de ellos. En términos generales, la temporada ha sido nefasta, justo cuando se quiso invertir algo (no mucho, pero algo) y se fijó una meta inicial casi damos con los huesos en 2ªB para repetir los derbys contra El Ejido.

En el tema de entrenadores, poco se puede decir cuando comenzamos con el que nos descendió de 1º, continuamos con desconocidos de la categoría (incluyendo a la apuesta personal del Presidente) para concluir con exjugador-entrenador como último recurso por si se avecinaban tempestades futuras.

En cuanto a jugadores, las "figuras" del inicio pasaron a ser figuras del belén, ya que casi todas se largaron en invierno. De lo poco que vino con Gorosito, ya que le pilló el mercado invernal, solo se salvó Salvejich para hacer un buen dúo en defensa con Morcillo.

Entre los jugadores destacables: Quique por sus goles aunque le resta la cantidad de oportunidades desperdiciadas; Ximo Navarro, aportando mas seguridad en defensa; Saveljich por lo dicho anteriormente; Pozo cuando el físico y tener un acompañante en la media se lo ha permitido; Uche mas por lo espiritual y alguna vez sobre el campo; Dubarbier es un tira y afloja, o se sale o se lleva tarjeta amarilla en el 90% de los encuentros; Morcillo dando estabilidad en defensa;

Punto y aparte para dos legendarios del club como son Corona, que se largó a mitad de año casi sin avisar y no sabremos nunca la verdadera razón, y Soriano, que pasó del banquillo como suplente a entrenador y aquí ya cada uno que monte sus películas sobre camas, colchones y lo que sea.

Respecto al club en sí, parece que al Presidente se le acabaron las ganas aunque el cebo de los euros televisivos para la 2016/17 le llevaron a hacer un gasto impresionante, jamás visto en los últimos cuatro años. No valió para nada, al final se demuestra que los equipos de jugadores superan al de nombres en ligas muy igualadas como la Segunda División.

Pasando a la afición, poco se le puede criticar porque siempre estamos ahí con pocas protestas y buenos precios, que el que quiere fútbol no puede poner ningún tipo de excusa para no ir, aunque siempre quedará la posibilidad del kilo de lentejas o La Voz de Almería.

Y para concluir, esta temporada que comienza habrá que sufrir menos, no hablar de ascenso e ir ganando, como mínimo, los partidos de casa que el lastre de los empates solo te lleva la hoyo.