jueves, 11 de febrero de 2010

Jor.21: UD. Almería - Sporting Gijón


Partido trascendente el que se disputaba en el Mediterráneo. Y para mas inri, viendo lo que sucedió durante el partido. Al principio, todo iba como el día del Sevilla, una mala cesión por allí, un pressing por allá, y todo a tomar viento. Porque de jugar cortito al pie, vino un contragolpe gijonés que produjo unas manos clamorosas de Chico sobre la linea de gol. Penalty y expulsión con 80 minutos por delante. Todo cuesta arriba.

Por suerte, el Sporting no dio muestras de querer matar el encuentro, aunque también es cierto que el Almería no le dejó ni disfrutar del gol. Ya que un gran pase, rompiendo las dos lineas del Sporting, hizo que Crusat se plantara solo delante del portero y lo batiera por bajo. En menos de 20 minutos, el partido ya estaba más que movidito con una expulsión, penalty, dos goles, etc.

Con el empate, el partido se tranquilizó, o mejor dicho, la UD. Almería puso la pausa y el juego con un hombre menos, mientras que los norteños desaprovechaban algun que otro contraataque aislado, como el mano a mano de Bilic y Alves.

Al filo de del descanso, una falta sin mas peligro que la de colgar el balón al área, la lanzó Cisma con la fortuna de que Juan Pablo (no confundir con el Papa, aunque para el Almería fue un santo) la dejó pasar y se consumó la remontada.

Ya en la segunda mitad, siguió la misma historia. Un equipo con un jugador menos que tenía el partido controlado, y un equipo con un jugador mas que no sabía por donde meter mano para sacar adelante el partido. Y así fue transcurriendo el partido hasta que llegamos a poco antes de terminar cuando sucedieron casi los mismo hechos que con los que empezaba el encuentro.

Balón disputado en medio campo, Codazo de Barral sobre JM. Ortiz, expulsión de Barral previa consulta del colegiado con el 4 árbitro, saque rápido de la falta, pase en profundidad de JM. Ortiz a Guilherme, que en una jugada difícil batía por bajo a Juan Pablo. Y mientras se celebraba el tercer gol, expulsión de Gregory por un enfrentamiento con un recogepelotas. En apenas dos minutos, pasábamos de un 10 vs. 11 y 2-1 en el marcador, a un 10 vs. 9 y 3-1 en el luminoso y partido finiquitado.

Y aquí viene mi valoración habitual de forma individual:
  • Portero (Alves): Pues una de cal y otra de arena. Como dar un pase a Bernardello, cuando no le está mirando en la jugada previa al penalty, o salvar un mano a mano ante Bilic.
  • Defensa (Cisma - Michel - Acasiete - Chico): No tuvieron muchos problemas, además Lillo dispuso con la expulsión una defensa de tres. Habría que saber si conocía que Preciado no iba a mandar a los suyos a lo loco. Otro gol de Cisma de falta directa, aunque esta vez contó con la ayuda del portero.
  • Medios (M'Bami - Bernardello - Soriano - Corona): Gran trabajo de todos para contener la media rival, en especial la labor desarrollada por M'Bami en la banda derecha cuando se jugaba con diez hombres. Y entre Soriano y Corona manejaron bien el juego en campo rival.
  • Ataque (Goitom - Crusat): Esta vez Goitom no dispuso de muchas jugadas a su favor, pero por lo menos servía de referente tanto para el ataque como para la defensa del Sporting. Por parte de Crusat, se le ve más suelto cuando no juega a su lado Piatti, y de ejemplo los dos goles consecutivos en sendas jornadas.
  • Cambios (JM. Ortiz - Guilherme - Piatti): Los cambios lógicos a raíz de ir ganando con un jugador menos. La banda izquierda netamente defensiva con los dos laterales jugando a la vez. JM. Ortiz echando una mano en banda derecha y Piatti que apenas aportó algo al juego.
Otros aspectos del encuentro han sido:
  • Árbitro (Ayza Gámez): Hizo un partido extraño, porque amonestó en la primera mitad al portero del Sporting por pérdida de tiempo. Amonestó con amarillas a una gran cantidad de jugadores sportinguistas, impidiendo alguna que otra expulsión, sabiendo quien tenía y quien no tarjeta amarilla. Acertó en las decisiones importantes.
  • Afición: Sin el regalo de la entrada por abonado como sucedió en el partido anterior, la afluencia fue la media de todo el año. Y se nota, porque parece que se anima mas e incluso se juega mejor. ¿Alguna relación entre ambas cosas? no lo sé, pero es un detalle que dejo.
  • Estadísticas: Poco a poco vamos mejorando, con respecto a como estábamos al principio. Parece que Lillo va encontrando el tono o la medida justa para sacar ésto hacia adelante. Al final, casi que se quitará el "sambenito" de entrenador cenizo con el que llegó.
Y para este domingo, visita a Getafe después de caer eliminado en Copa contra el Sevilla. No sabemos con que ánimos llegarán, pero a buen seguro que será un encuentro difícil. Pensando en otra cosa, al menos si se pierde, no caeremos en zona de descenso, tal y como llevamos haciendo desde que se subió a Primera División.

2 comentarios:

Nico García dijo...

Vaya partidazo, un día para recordar, en el que se demostró que hasta que no pite el árbitro el final el partido no se acaba. El Almería nunca se rinde!!
Un saludo máquina y sigue así que tus posts están muy guapos.

tatiana dijo...

Hola!!!
Buen día mi nombre es Tatiana soy administradora de un directorio de webs y blogs, estuve visitando tu página y
me parece muy interesante, me gustaría contar con ella en mi directorio, si así lo deseas no dudes en escribirme
tancha2009@hotmail.com
Un beso. Saludos.